jueves, 11 de febrero de 2016

El profesor César Bona

"La educación pasa por la implicación de todos: en los centros los padres y madres tienen que trabajar conjuntamente con los maestros, es necesario que sean un equipo" ha dicho.
MUCHO TIENEN QUE CAMBIAR LAS COSAS EN NUESTRO COLE :(

Foto: JAIME GALINDO

El profesor aragonés César Bona, único español candidato al Premio Nobel de la Enseñanza (Global Teacher Prize), ha asegurado hoy en Cáceres que la educación en los centros escolares pasa por la implicación de todos y 


considera un error "la típica frase" de que "en la escuela solo se enseña y en casa se educa".
Bona ha inaugurado el I Ciclo de Innovación Educativa en la Facultad de Formación del Profesorado, donde ha impartido la ponencia "Retos y Desafíos de un Maestro", en la que ha desgranado su práctica docente en el aula y cómo logra implicar a las familias y el entorno para mejorar los aprendizajes de los niños bajo su responsabilidad.
Consciente de que hay muchos maestros que lo hacen "y que todavía permanecen anónimos", Bona ha animado a que esas experiencias "que tienen en cuenta el factor humano salgan a la luz"
La candidatura del Global Teacher Prize coloca a Bona como uno de los 50 mejores maestros del mundo, un hecho al que resta importancia, y subraya que su visión de la educación es "básica", porque en sus clases se remite "al respeto, empatía y sensibilidad para con mis alumnos".
Bona, licenciado en Filología Inglesa y maestro en el colegio público Puerta Sancho de Zaragoza, forma parte del Consejo Independiente de Protección de la Infancia y es autor del libro "De cómo 12 niños y un maestro buscaron cambiar el mundo: El Cuarto Hocico".
Sus alumnos son niños de quinto de Primaria "que se componen principalmente de curiosidad, creatividad e imaginación", aspectos que, a su juicio, "a menudo se nos olvidan a la hora de educar, tanto en el aula como en los hogares".
Bona, que apenas usa el libro de texto y pone pocos deberes, asegura que los niños tienen que tener un hábito y organizarse con unos horarios determinados para poder estudiar, pero si todos los docentes mandan deberes y a esto se le suman las extraescolares, el hábito se convierte en deberes, cenar y dormir, sin dejar tiempo para desarrollar su creatividad y para que puedan ser curiosos.
El I Ciclo de Innovación Educativa se desarrollará en cuatro jornadas con diferentes talleres y ponencias y se dirige a toda la Comunidad Educativa, para acercar las innovaciones más destacadas al ámbito educativo extremeño.
A lo largo del ciclo se tratarán temas como la literatura juvenil y su fomento y participarán empresas como Educarobot, "que expondrá de forma práctica la enseñanza de robótica educativa" con LEGO Education, y SODITEC, encargada de llevar a cabo un curso de formación centrado en pizarras digitales.
Fuente: elperiodicodearagon